La web de los adhesivos


Sellador - aplicaciones y ejemplos de selladores


Muchos de nosotros hablamos indistintamente tanto de sellador como de adhesivo unificando ambos productos en un mismo material, pero... ¿es lo mismo soldar que atornillar?, lo mismo sucede con los selladores y adhesivos, ambos materiales están diseñados para unos fines y unas aplicaciones específicas, es por ello la importancia de conocer el significado y la diferencia entre un adhesivo y un sellador.

¿Que es un sellador?

Sellador - material no metálico capaz de unir 2 superficies rellenando el espacio existente entre ambos así como creando una barrera de protección la cual impide posibles entradas y/o fugas de materiales solidos, líquidos o gaseosos.

Adhesivo - material no metálico capaz de unir de manera permanente 2 superficies mediante el mecanismo de adhesión y cohesión desarrollado por el propio adhesivo.

A modo resumen de las definiciones expuestas anteriormente podemos decir que un adhesivo es un material que crea una unión permanente mientras que un sellador es un material de relleno y estanqueidad.

Principalmente los selladores son utilizados con la finalidad de evitar fugas indeseadas en cualquier tipo de montaje o ensamblaje, las fugas de líquidos y gases producen enormes costes derivados de pérdidas energéticas, costes por paradas productivas, costes de reparación, etc... así mismo las fugas conllevan asociadas elevados riesgos inherentes a la salud humana y al medioambiente dado a que pueden producir explosiones o emanaciones de contaminantes en los alrededores donde se producen.

Funciones del sellador, requisitos de los selladores.

A continuación se describen las funciones y requisitos que ha de cumplir un sellador, dichos requisitos se han de conocer previamente al diseño/formulación y selección del sellador adecuado.

Debido a los requisitos y funciones que han de cumplir los selladores, durante la formulación en el laboratorio de estos materiales priman propiedades como la viscosidad de aplicación y tiempo de formación de piel, dureza o shore final, capacidad de mermado, posibilidad de lijarse y aceptar pintura, nula decoloración por agentes medioambientales y químicos, etc..

Aplicaciones de los selladores

Al igual que ocurre con los adhesivos, existe una amplia gama y familias de selladores disponibles en el mercado, la química de ambos materiales es la misma basándose ambos productos en las diferentes clases de polímeros existentes hoy en día, asi pues disponemos selladores de poliuretano, selladores anaeróbicos, selladores basados en siliconas, selladores de epoxi, etc... en numerosas ocasiones el mismo adhesivo es utilizado como material sellador para la terminación del montaje y unión, de este punto radica la confusión entre adhesivo y sellador.

Los selladores elásticos basados en siliconas son muy utilizados en un amplio abanico de aplicaciones dado las excelentes resistencias químicas, físicas y medioambientales que muestran estos productos, así pues podemos aplicarlo en el sellado de cámaras frigoríficas, sellado de ventanas, sellados de mobiliario de ducha y cocina, sellado de calefacciones, etc... otros selladores elásticos como los poliuretanos y silanos modificados son utilizados en aplicaciones como sellados de vidrios frontales y laterales de vehículos y aviones, sellados utilizados en ventanas, puertas, uniones discontinuas de soldadura, etc... estos últimos tienen la ventaja de poder ser pintados una vez aplicado el material.

Otras de las aplicaciones de los selladores en base silicona es la creación de juntas entre superficies ensambladas, dichos materiales son utilizados para crear juntas en cárteres de aceite, bombas de agua, tapas de válvula, termostatos, así como un amplio catálogo de equipos utilizados en el sector de la automoción.

Por otro lado disponemos de los selladores de epoxi y poliester destinados al sellado de cavidades y fisuras en piezas plásticas.

Los selladores anaeróbicos son utilizados principalmente para el sellado de uniones roscadas de tornillos, tuercas y espárragos, realizando una doble función dado a que la aplicación de anaeróbicos en uniones atornilladas evita el problema del autoaflojamiento de la unión por vibraciones y tensiones así como genera una barrera protectora frente la entrada de cualquier material ajeno a la unión. Debido a esta doble funcionalidad y el resultado obtenido, los selladores anaeróbicos son ampliamente utilizados en todos los sectores industriales. El sellado de roscas en tuberías mediante los selladores anaeróbicos ha resultado unos de los mejores materiales que aseguran la ausencia de fugas de líquidos y gases durante la vida de la unión.

Por último nos encontramos con los selladores de butilos, coloquialmente conocidos como selladores plásticos, los cuales no necesitan tiempo de curado dado a que se aplican directamente sobre la unión como masillas moldeables o cintas sólidas, estos selladores de butilo se utilizan en aplicaciones como el sellado en tejados, sellados en las carrocerias de los coches, sellado de fugas, conductos, etc...

Ahora que ya conoces los selladores, ¿sabías que los cianoacrilatos fueron los primeros selladores utilizados por los médicos y cirujanos para suturar y parar las heridas de los combatientes en la guerra de Vietnam?

sellador



Si te ha gustado, compartelo


Anuncios